Brownies improvisados

La receta de hoy no es sanota y engorda pero una vez al mes hay que hacer todo al revés y ser felices. Una merienda de brownie + fruta o brownie + helado de postre harán muy felices a nuestros hijos y a nosotros también. 

Y de eso va el post de hoy, de ser felices siendo nosotros mismos y con lo que tenemos, sin necesidad de estar siempre ansiando algo más. Juan es único, así como lo son todos los niños, y mi objetivo es que no deje de serlo nunca porque a veces, cuando crecemos, perdemos eso tan especial que una vez tuvimos. Que sea libre, que esté loco, que se caiga y se levante, que pruebe cosas nuevas, que se ponga malo, que se ensucie, que se despeine y que viva como él quiere vivir y no como quiero yo. ¿Y porque lo educo en esa libertad? Porque quiero que siempre se sienta libre de ser como es, que no tenga complejos, ni se sienta menos que nadie por lo que tiene o deja de tener. Los niños no son frívolos ni materialistas, ni prejuiciosos, eso lo aprenden de nosotros. 

El otro día me pasó algo gracioso y que no venía venir para nada, me dijeron que era un poco hippie. La verdad es que nunca me he planteado lo que soy pero me puse a pensar en ello y me di cuenta de que no es que yo sea hippie sino que el mundo que hemos creado es tan exagerado que cualquiera de nuestros padres hubiese sido hippie viviendo en estos tiempos. Antes la gente andaba mucho e iba en bici (bicis normales y no fixies), antes se hacía el pan en casa y la mayoría de gente no se sentía menos por tener un 600 en lugar de un BMW, digo mayoría porque bobos siempre ha habido. Antes se iba a comprar a las tiendas porque era el cumpleaños de alguien, porque se casaba una prima, porque te habían dado una medalla o porque empezaba el año escolar. La vida era distinta y uno era feliz con lo que importaba de verdad. Hoy no es que no seamos felices con lo que importa de verdad sino que sumamos a la lista cosas que no son realmente importantes, haciendo que ser feliz sea cada vez más difícil. Todos queremos darle una vida mejor a nuestros hijos pero ¿qué pasa si nuestra vida ha sido ya buena?  Pensemos en lo que nos hacía felices de niños porque a lo mejor el famoso “que a mi hijo no le falte de nada” le está quitando otras cosas mucho mejores. Así que vamos a proponernos ser un poco hippies como nuestros padres y a ver cómo nos va. 

 

Juan en su mundo

   
Y sin irme más por las ramas la receta de hoy. El otro día me di cuenta de que no tenía cocoa cuando ya había empezado a batir la mantequilla y el azúcar. Para no tirar ningún ingrediente me fui corriendo al supermercado a buscarla pero para mi mala suerte el supermercado era tan pero tan básico que no tenía. Señores de Día, ya les vale.  Como la vida es un plan b en sí misma no pasa nada y en lugar de cocoa toca chocolate, cabeza alta y adelante. 

Sin saber muy bien qué iba a pasar, me tiré a la piscina pensando que lo peor sería que salieran unos brownies tiesos pero como mis maromos comen lo que sea cuando el hambre acecha todo lo anterior daba un poco igual. 

Al final el plan b salió bien y los muchachos no tuvieron que comer ladrillos sino sedosos brownies y ya de paso se los comió hasta mi suegra que es chiquita pero guerrera. 

Receta number four

 

Ingredientes:

-175 gramos de mantequilla sin sal  

-325 gramos de azucar de caña integral

-200 gramos de chocolate negro

-130 gramos de harina (puede ser integral o normal)

-3 huevos ecológicos
Preparación:

1. Calentar el horno a 170 grados.

2. Derretir el chocolate al baño maría.

3. Batir la mantequilla y el azúcar. Yo uso la Kitchen Aid pero puede hacerse a mano.

4. Incorporar el chocolate y mezclar bien.

5. Añadir los huevos y la harina intercalándolos y seguir mezclando hasta tener una masa suave. 

 

6. Preparar el molde con papel de horno y colocar la masa en él.

7. Hornear durante 35 minutos aprox.

8. Dejarlos enfriar en una reja una vez salidos del horno. 

Anuncios

4 comentarios sobre “Brownies improvisados

  1. Hola! Unas preguntas:
    1. La panela que se consigue en las bioferias cuenta como azúcar integral? El otro día hice tu receta de brownies de las aventuras de teresita, pero en vez de azúcar puse panela y salió queque de chocolate (y medio seco encima), no brownies, no sé bien qué hice mal o si tiene que ser azúcar normal para obtener la textura de brownie. Seguí la receta tal cual solo cambié azúcar por panela.
    2. Si tengo cacao en polvo, lo puedo reemplazar por el chocolate? Qué cantidad debería poner?
    3. AL batir la mantequilla con el azúcar, hay que hacerlo hasta que el azúcar se disuelva por completo? Para eso la mantequilla debe estar súper blanda para empezar a batir? Quizá eso también lo hice mal en tu receta que probé.

    Por cierto, me encanta tu blog, y tus fotos, tu casa y tus recetas me parecen de sueño, y las fotos de esta receta de brownies están gloriosas.
    Saludos!!
    Brenda

    Me gusta

    1. Hola Brenda! Contesto a tus dudas:
      1. La panela no es azúcar de caña integral y al tener una textura distinta puede haber modificado la consistencia de tus brownies aunque no necesariamente. Yo los suelo hacer con azúcar de caña integral (que es el azúcar sin blanquear, la de verdad y no la que tiñen con caramelo).

      2. Las cantidades no son equivalentes y yo tuve suerte que mi receta salió bien y ahora es la que hago siempre, pero la respostería es bastante rígida con los remplazos y el resultado final cambia. El cacao en polvo es chocolate deshidratado y el chocolate en tableta tiene grasa. Por tanto habría que ajustar la proporción de mantequilla para compensar la grasa que le estás quitando. Sería como una ecuación complicada que puede terminar en desastre. En mi caso, probé quitando un huevo porque ya no podía modificar la cantidad de mantequilla y por cosas extrañas de la vida funcionó pero no creo que la próxima tenga tanta suerte. Ahora si tengo cacao en polvo hago la receta de Las aventuras de Teresita y si tengo chocolate hago esta.

      3. La mantequilla debe estar del tiempo (ni fría, ni derretida). Los dos ingredientes se deben mezclar bien hasta formar una pasta, como una mantequilla granulada, los cristales del azúcar se notan perfectamente, si te la comieras sonaría ‘crunch’.

      ¡Qué bueno que te gusten las recetas, las fotos y mi casa! Comentarios así son los que animan a seguir haciendo cosas. Un beso grande y mucha suerte con los brownies.

      Me gusta

      1. Gracias por todos los tips, con mucho temor los hice anoche y han salido demasiado buenos. Esta receta sí que vale la pena para arruinarse un poquito la dieta saludable y darse un gusto bien dado.
        Un beso!
        Brenda

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s