Arancini

Hoy estuve en el cine con mi chino viendo la película de Batman y de Superman. Todavía no puedo contestar qué me ha parecido porque mi cerebro se está recuperando de tanto fuego. Una cosa sí puedo decir: Superman, qué cursi eres.

Y de superhéroes que dejan mucho que desear pasamos a superhéroes que son la repera. Hoy me escribió Sandra, seguro que la conocen, y me encantó. A punta de esfuerzo y dedicación está consiguiendo que su hijo Mateo coma cosas que nunca había probado. Los fishcakes le han hecho comer salmón por primera vez y a mí me parece la caña. Nunca deberíamos rendirnos y Sandra no se rindió, peleó y peleó y sigue peleando todos los días (porque alimentar a nuestros hijos consiste en ganar pequeñas grandes batallas desde que nacen) y ese esfuerzo está dando frutos y Mateo está comiendo cosas nuevas, salmón que no es poco (conozco adultos que no lo comen). Bravo Sandra, tienes mi más profunda admiración. La receta de hoy es para ti y para Mateo porque desde ya se ha convertido en un niño lechuga.

Una rama de mi familia materna era italiana, los Gervasi, y aunque me gustaría decir que esta receta es un legado familiar no puedo porque no lo es. La bisabuelita Giannina y la tía Anita dejaron muchas recetas deliciosas pero ninguna de arancini. Yo nunca las conocí pero gracias a la cocina las recuerdo porque la cocina y la comida tienen esa magia que las hace tan especiales, esa capacidad de transmitir recuerdos que algunas veces no hemos vivido.

Receta number sixteen

 


Ingredientes para 4 personas:

– 3 tazas de caldo de pollo o de verduras

– sal

– 1 taza de arroz arborio

– 60 gramos de mozzarella

– 60 gramos de queso Fontina, Gouda, Emmental, Tetilla o Provolone

– 2 cucharadas de perejil picado

– 2 huevos

– 60 gramos de parmesano rallado

-1 1/2 tazas de pan rallado

– aceite de oliva

Preparación:

1. Colocar el caldo en una olla y dejar hervir a fuego medio alto.

2. Añadir el arroz, reducir el fuego y dejar cocer unos 20 minutos. Retirar del fuego, volcar en un recipiente y dejar enfriar por completo.

3. Rallar los quesos y mezclar con el perejil.

4. Batir los huevos en un recipiente grande, agregar el arroz, el parmesano y 2/3 de taza de pan rallado.

5. Formar bolas del tamaño de una pelota de golf y hacer y con el dedo introducir un poco dela mezcla de quesos y perejil en el centro de cada bola.

6. Colocar el pan rallado restante en un plato plano. Pasar las bolas de arroz por el pan y, si tienes tiempo, refrigerar una hora.

7. Freírlas hasta que estén doradas. Salar como haríamos con unas patatas fritas, en el momento que escurrimos el exceso de aceite en un plato con papel absorbente.

Yo las acompañé con un puré de espinacas pero pueden comerse solas, con salsa de tomate, con una ensalada, con verduritas, etc.

Anuncios

2 comentarios sobre “Arancini

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s