Risotto de calabaza

Ayer salían las listas de admitidos en los colegios de Madrid y todos los padres como locos. Yo llegué al cole que queremos para Juan y menudo disgusto cuando vi que estábamos en la lista de no admitidos y en primer lugar porque eso quiere decir que nos hemos quedado fuera por un pelo y que la “mano santa” que sacó el papelito con las letras en el sorteo ya podría haber sacado las nuestras. Pero la vida es así y como a mí siempre me han enseñado a ser positiva, y lo tengo tan arraigado que no puedo ser de otra manera, sólo puedo esperar y creer que siendo los primeros vamos a conseguir nuestra plaza. Así que padres que están como nosotros, que nadie se desanime que todo tiene solución y si no les toca la primera opción hay que intentar sacar lo mejor de la segunda. La educación de nuestros hijos es importante pero también es importante recordar que el pilar fundamental es su familia y su casa. Y si no hay plazas en el cole bilingüe, a por el plan b.

Después del disgusto de las listas que me duró dos minutos, todo hay que decirlo, me fui a buscar a Juan a la guardería, caminamos a casa con el sol y al llegar invitamos a Alice y a mi suegra a tomar un té helado en el jardín y nos pusimos a podar y a cortar rosas porque tenemos el rosal a tope. Hoy tengo agujetas hasta en las axilas, me río yo del gimnasio.


Y para cenar, como Mariah es muy diva, le preparé un risotto de calabaza con salvia y parmesano. Lo devoró y eso que había merendado plátano, scones y té helado.

Receta number forty-eight


Ingredientes para 4 personas:

– aceite de oliva

– 1/2 cebolla finamente picada

– 1/2 calabaza en cubitos pequeñitos (más o menos de 1cm x 1cm)

– 2 cucharadas de salvia picada y un poquito más para decorar

– 250 gr de arroz arborio

– 1/3 de taza de vino blanco

– 1.5 litros de caldo de verduras caliente

– sal

– pimienta

– 1 cucharada de mantequilla sin sal

– 1/2 taza de queso parmesano recién rallado

Preparación:

  1. Calentar el aceite en una olla a fuedo medio.
  2. Sofreír la cebolla un par de minutos y añadir la calabaza. Dejar rehogar unos 15 minutos y removiendo para que no se pegue. La calabaza debe quedar tierna.
  3. Añadir el arroz y mezclar bien. Los granos deben cubrirse con el aceite y brillar.  Unos 3 minutos.
  4. Añadir el vino y seguir removiendo hasta que el arroz lo absorba todo. Salpimentar.
  5. Incorporar 3/4 taza del caldo y remover con una cuchara de palo hasta que todo los ingredientes se vayan integrando.  El líquido irá reduciendo y la textura empezará a ser más cremosa.  Cuando consigas una textura espesa, añadir otros 3/4 de taza de líquido. Repetir el proceso hasta que se añada todo el caldo.  Todo el proceso te llevará unos 18 minutos aprox.  La textura debe ser cremosa y los granos de arroz deben estar al dente.
  6. Apagar el fuego, añadir la mantequilla y la mitad del queso. Mezclar bien.
  7. Servir con más queso por encima, pimienta y salvia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s