Merluza con crema de espinacas y quark

Chicos y chicas, tenemos plaza en el cole que queríamos. Ayer salí del trabajo y me fui corriendo a ver el tablón y ahí estaba el nombre de Hulk, mal escrito pero ahí. Hablé con Borja y le di una alegría porque él no es tan positivo como yo y no tenía tan asumido que iba a entrar sí o sí. Así que con el subidón me fui a buscar a Juan a la guarde y me encontré a un salvajillo melenudo con leggins blancos y sin calzoncillos debajo, iba comando (Dani y Vir, los pienso mucho en estos momentos). No llevaba calzoncillos porque la cabeza loca de su mamá no había metido los de repuesto en la mochila pero él tan contento.

Lleva una semana y media y este es el único accidente en los últimos seis días. Lo ha pillado rápido y no es que lo tengamos que llevar sino que él lo pide solo y no sólo el number one sino también el number two. Estoy convencida de que el éxito del proceso se debe a que no hemos ido con prisas sino cuando estaba preparado. Juan se ha tomado su tiempo para todo porque él es así, va a su bola. Confieso que la palabra ‘espabilado’ me da mucha pereza y pienso que para qué si son bebés, sólo tienen que ser felices. Por eso me encanta mi mamá que cuando ve vídeos o fotos me dice: “Es que es un niño feliz”. Eso, people in the world, es lo único que importa y mientras antes lo seamos mejor para nosotros. Mi hijo es un niño feliz que está todo el día riendo, cantando y jugando como un pequeño extraterrestre, que explora, que no se agobia, que no va buscando aceptación ni compitiendo, que piensa que una pistola de juguete es un taladro, porque esa es la naturaleza de todos los niños y todo lo demás lo aprenden de nosotros.

Vamos a relajarnos, sin prisas, no nos apuremos por quitar pañales, sacarles de la cuna, quitarles la teta o el biberón, dejemos que ellos encuentren su momento y lo harán. No creo que lo tenga que jurar porque ya nos lo dicen nuestras abuelas: “no conozco a nadie que se case con pañales y chupete”. Pues eso, vamos a vivir el método Melenas (si Marie Kondo tiene el suyo, Juan también), libres,  felices y sin prisas.  Y sí, mi gurú tiene 2 años y 9 meses y creo que tiene mucho que enseñar. ¡Cuack!

Hoy pescado y a ser felices.


Receta number sixty-one


Ingredientes para 4 personas:
– 4 trozos de merluza sin espinas y sin piel
-400 gr de espinacas
– 5 cucharadas de queso Quark (vale el queso batido que se encuentra en algunos supermercados)

– sal

– pimienta

– cebollino para decorar

– arroz integral (cocido según las instrucciones del envase)

Preparación:

1. Cocer las espinacas con poquita agua y triturar. Reservar.

2. Preparar el pescado de nuestra manera favorita: puede ser a la plancha, al vapor o al horno.

3. Añadir el queso al triturado de espinacas y mezclar bien. Sazonar.

4. Servir la crema en el plato con el pescado y el arroz por encima.

5. Decorar con más queso quark y cebollino.

Anuncios

3 comentarios sobre “Merluza con crema de espinacas y quark

  1. Olé
    Yo se lo quité con 2 y medio y me decían que era tarde. Tarde para quién? Para él era su momento y ya. Ahora tiene 3 y sigue con chupete…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s