Pasta Mariajo

Cuando Mariajo llegó a mi oficina, no le hice demasiado caso porque al estar en áreas distintas nos tocaba hablar poco y sólo la veía cuando se acercaba a hablar con un compañero que se sienta cerca de mí.

Cuando la conocí de verdad, después de hablar con ella en algún cumpleaños y en el kick-off al final del verano, entendí que teníamos que ser amigas y que no había otra opción. En una escala de bestfriendismo tenemos un 9,94 (no pongo un 10 porque quedaría un poco feo, jajaja). Han pasado los meses y seguimos siendo amigas incluso después de que mi marido la dejara sin tupper por un ataque tragaldabas de magnitud 10.000.  Mary Jo, eres mi maléfica favorita y que sepas que cada vez que veo  espaguetis de calabacín pienso en ti mucho antes de que en el señor Dukan.

La receta de hoy se llama pasta Mariajo.  Juan se la comió bien contento así que ha pasado la prueba del niño lechuga.

Receta

fullsizerender

Ingredientes:

– 500 gr de espaguetis de calabacín (para los que no tengan los “artefactos” para hacerlos, en Aldi los venden hechos y sin añadidos, 100% calabacín.  La única pega es la caja de plástico donde vienen pero siempre la podemos reutilizar para algo más y así no sentirnos mal por dejar huella en el medio ambiente)
– 1/2 diente de ajo
-un puñado de nueces
– un puñado de kale
– medio aguacate
– 1 puñado de queso parmesano rallado
– aceite de oliva
– sal
– pimienta

Preparación:

1. Triturar el ajo, las nueces, el kale y el aguacate con un chorro de aceite.
2. Añadir el queso parmesano y seguir triturando. Todo este proceso puede hacerse a cuchillo en un mortero como el pesto original pero vamos a ahorrar tiempo. Salpimentar.
3. Calentar un chorro de aceite en una sartén y saltear los espaguetis de calabacín hasta que estén tiernos pero al dente, unos 8 minutos.
4. Incoporar el pesto, remover un poco hasta que el calabacín se impregne bien, probar la sal y  listo.
5. Servir con más queso parmesano rallado por encima.

Anuncios

2 comentarios sobre “Pasta Mariajo

    1. Hola Esther,
      ¡Qué pena! ¡El aguacate es un alimento maravilloso! Puedes hacer un pesto normal: parmesano, albahaca, ajo, aceite de oliva y piñones. Si no usas el aguacate no te recomiendo que uses el kale ya que el sabor es fuerte y necesita mezclarse con algo más para que no resulte demasiado amargo.

      Mi consejo es que sigas intentándolo con el aguacate. Prueba no comprar cualquiera sino uno bueno de verdad, que esté en su punto. A mucha gente no le gusta porque si los aguacates no son buenos y están verdes no hay quien se los coma. Un aguacate maduro y de calidad premium es como una crema (no es ni duro ni tiene raíces o pelitos) y mezclado con otros ingredientes no suele tener mucho sabor (los veganos lo usan mucho en recetas de brownies y nadie sería capaz de distinguirlo). Es un súper alimento, tiene grasas buenas, es bueno para el corazón y el colesterol y ayuda al sistema inmunológico. Yo lo comí muchísimo en el embarazo y Juan empezó a comerlo desde las primeras papillas (se lo mezclaba con plátano). Parezco portavoz sel aguacate, jajajajaja, pero es que nunca me cansaré de recomendarlo para todo.

      Mucha suerte con la receta.
      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s