Carcamusas

A los peruanos nos encanta hablar de nuestra cocina y lo diversa que es, aplicamos muchas técnicas y tenemos mucha variedad de ingredientes. Después de vivir casi quince años en España puedo decir que la cocina española es variada, maravillosa y que me encanta. La paella, la tortilla y el gazpacho son delicias auténticas pero no hay que quedarse sólo en ellos, hay que profundizar y descubrir todo lo que esta cocina tiene para ofrecer. Yo no soy española pero mi corazón lo tengo en parte aquí así que siempre intento empaparme de sus recetas como puedo (vecinos, mi suegra, amigos, blog, canales de televisión y recetarios) y mi sueño es que algún día mi hijo le diga a sus amigos que nadie hace el gazpacho o el cocido como su madre peruana. Sería total.

La primera vez que visité España fue en 1999, vine con mi amiga Male y nos quedamos unos días en la casa de su prima en Madrid. Teníamos 16 años y mucha tontería encima pero aún así hicimos caso y visitamos todos los sitios a los alrededores que nos recomendaron. Uno de esos sitios fue Toledo, al que he vuelto varias veces desde que España me adoptó.

Aquella vez no comimos carcamusas porque no pudimos evitar la tontuna teenager y nos zampamos un McDonald’s sin vergüenza alguna. Qué época más difícil la adolescencia y qué listines los restaurantes de comida rápida.

La receta de hoy es mi manera de pedirle perdón a Toledo por ese primer viaje en donde mi cabeza loca no fue capaz de probar sus delicias. Toledo, gracias por tus mazapanes, por la carcamusa, las gachas, la caldereta, el venado, la perdíz y las truchas.

Receta

Ingredientes:

– 5 tomates

– 1 kg de solomillo de cerdo de dados

– 2 chorizos

– 150 gramos de jamón serrano

– 200 gramos de guisantes

– 1 pimiento

– 2 dientes de ajo picados

– 1 cebolla picada

– 1 hoja de laurel

– 250 ml de vino blanco

– 250 ml de caldo

– aceite de oliva

– sal

– pimienta

– patatas fritas

Preparación:

1. Pelar los tomates, cortarlos en cubitos y colocarlos en una olla con un chorrito de aceite a fuego medio.  En 20 minutos tendremos una salsa de tomate casera.

2. Poner a calentar un poco de aceite en una olla grande.

3. Añadir la cebolla, el ajo y el pimiento.  Remover hasta que estén tiernos.

4. Agregar el cerdo, previamente salpimentado, la hoja de laurel y dejar rehogar.

5. Cortar el chorizo en rodajas y picar el jamón.  Incorporar al resto de ingredientes.  Dejar dorar.

6. Añadir el vino, el caldo y la salsa de tomate.

7. Dejar cocer durante 30 minutos, más o menos, a fuego medio alto.  Sabremos que está listo porque el líquido se habrá evaporado y tendremos una salsa espesa.

8. Incorporar los guisantes y dejar cocer durante 3 minutos.

9.  Servir con patatas fritas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s