Las croquetas de mi suegra

A Carmen no le gustaba nada cocinar pero lo que hacía le salía perfecto. Sus platos estrella: pescado en salsa verde, albóndigas con patatitas en cuadraditos y croquetas.

Ella me enseñó a hacer croquetas porque hasta que no la conocí no había visto nunca cómo se hacían. En Perú se encuentran pero no es un plato habitual en las casas. Españoles queridos, las croquetas de jamón, las de cocido, las de bacalao, las de boletus y muchas otras más son LA GLORIA y algo por lo que tenéis que estar muy orgullosos. Larga vida a la croqueta casera, la que se hace con dos cucharas.

Las croquetas de mi suegra eran gordas, llevaban perejil y tenían un rebozado de premio nobel de la felicidad. Lo que más recuerdo era el rato que se pasaba en la cocina para hacer literalmente docientas. Recuerdo la encimera llena de platos con ingredientes y todo organizado para empezar con el trabajo en cadena. Pero lo que más recuerdo, y creo que era la razón principal que tenía Carmen para hacerlas, es la cara de Borja cada vez que entraba en su casa y descubría lo que había para comer.

Carmen, hacer croquetas y comerlas es recordarte.

Receta base de croquetas

Ingredientes:

– 150 gramos de jamón o pollo o carne o setas o morcilla o bacalao o lo que quieras (este es el ingrediente de lo que van a ser tus croquetas, puedes mezclar varias cosas). Para ahorrar pasos en la explicación, recuerda que este ingredientes debe estar ya preparado: el jamón en taquitos, las carnes cocidas, las verduras salteadas.

– 50 gramos de mantequilla

– 75 gramos de harina

– 750 ml de leche que debe estar hirviendo al momento de hacer la bechamel

– 75 ml de caldo (opcional)

– sal a gusto

– 2 huevos

– harina

– pan rallado (si le pones un poco de perejil mejor)

– aceite

Preparación:

1. Colocar la mantequilla en una olla a fuego medio y dejarla derretir.

2. Añadir la harina y dejarla cocer unos cuatro minutos. No debe tostarse así que ojo.

3. Agregar la leche y no dejar de mezclar con el batidor de varillas. Los grumos son el enemigo.

4. Incorporar la carne, verduras o lo que más te guste y seguir mezclando. La dejaremos espesar sin dejar de mover durante 12 minutos apróximadamente. Cuando esté lista estará bastante espesa, lo vas a notar.

5. Engrasar un pyrex y volcar la bechamel en él. Dejar enfriar por completo.

6. Formar las croquetas del tamaño deseado con la ayuda de dos cucharas. Pasar por harina, huevo, pan rallado y freír.

Ya está.

Anuncios

8 comentarios sobre “Las croquetas de mi suegra

  1. ¡Sí, qué bonito lo que has dicho de tu suegra! Yo no sé hacer croquetas pero me encanta comérmelas así que de esta, ¡me atrevo a ponerme manos a la masa!
    Una preguntita, siempre había escuchado que había que preparar la masa y dejarla reposar una noche para hacer las croquetas al día siguiente, ¿qué hay de cierto en esto?
    ¡Tus croquetas tienen pintaza! 🙂

    Me gusta

      1. pues esa receta es como las hacía mi abuela, igualitas cambiando olla por sartén honda.. ¡qué buenos recuerdos! a ver si me lanzo de nuevo con ellas, que hace siglos que no las hago.. ¡reconozco que me puede la pereza! 🙂

        Me gusta

  2. Bueno y ya está no… para mi lo más difícil es freírlas jajaja, o se me queman por fuera o están crudas por dentro. Yo las pongo en aceite muy caliente y luego le bajo el fuego un poco para que no se achicharren. ¿Cómo lo haces tú?
    Me encantan tus recetas y te vas a reír pero tu forma de hablar tan calmada y dulce… me engancha.
    Mañana intento hacer la receta, a ver que tal 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s