El ketchup del niño lechuga

Lo de niño lechuga viene de un compañero de trabajo que además de creativo es un cachondo. André, así se llama el loco del que hablo, me puso niña lechuga y por tanto niño lechuga a Juan una vez que el bombo empezó asomar. No creo que haga falta explicar el origen de los nombres, se entiende perfectamente y ¡que viva la verdura! 

André siguió su camino profesional en otro lugar pero siempre pienso en él porque ha dejado huella y porque me dejó el sitio lleno de cosas que me lo recuerdan todos los días, entre ellas un librillo lleno de ñordos y un posavasos de la boda de Will&Kate ¿se puede ser mejor compañero? 

Es que si nos ponemos a pensar nos daremos cuenta de que uno pasa más tiempo con la gente del trabajo que con la familia y no siempre se tiene suerte y se encuentra a gente buena y que te tenga cariño de verdad. Todos hemos tenido de todo pero siempre hay que quedarse con lo bueno y yo me quedo con los cachondos como André y con otros más, aunque este post va del niño lechuga y de su creador así que no me voy por las ramas. 

Este post es para ti, André, para que sepas que con tus cositas y con tu existencia hiciste la mía súper divertida mientras coincidimos en la agencia.  Y aunque no nos veamos nunca te recuerdo siempre y de alguna manera pienso que mi niño lechuga es un locatis por todas las cosas que escuchó mientras estaba en la panza. Eres un genio.

Receta number nine

 

Ingredientes:

– 1 cebolla roja en trozos, no have falta que sean perfectos porque luego vamos a triturar todo.

– 1/2 hinojo en trozos también

– 1 rama de apio

– aceite de oliva

– 1 trozo de jengibre de unos 5 cm, sin piel y picadito.

– 2 dientes de ajo en láminas

– un manojo de albahaca fresca (separar los tallos de las hojas y cortarlos bien)

– una cucharada de cilantro fresco picado

– 2 clavos

– 1 cucharadita de pimienta negra recién molida

– sal

– 1.5 kg de tomates maduros

– 200 ml de vinagre 

– 70 gr de azúcar de caña integral o también puede usarse panela.

  Preparación:

1. Colocar la cebolla, el hinojo, el apio, el jengibre, el ajo, los tallos de albahaca, el cilantro y los dos clavos en una olla con un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta.

2. Remover durante 15 minutos a fuego medio hasta que la cebolla y resto de verduras empiecen a ponerse transparentes.

3. Incoroporar los tomates y una taza y media de agua (unos 350ml). Dejar hervir, bajar el fuego y dejar reducir a la mitad. 

4. Añadir las hojas de albahaca y triturar la salsa con minipimer, procesador de alimentos o thermomix. Pasar por un chino dos veces para que quede muy ligera y sin grumos.

5. Colocar el ketchup en una olla limpia y añadir el vinagre y el azúcar. Dejar cociendo hasta que espese. Probar y rectificar la sal.

6. Guardar la salsa en botes de vidrio esterilizados, como cuando hacemos mermeladas, y guardar en el frigorífico.

 

Algunas de las ilustraciones de Las aventuras del niño lechuga.
  
   

Anuncios
Categorías:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s