Seco de pollo

Hoy voy a cargar un poco. No hay padre que no quiera pasar más tiempo con sus hijos, todos estamos constantemente reivindicando la conciliación pero luchar por una sociedad más justa no es compartir un post de Malasmadres en Facebook o firmar una petición en Change.org (con todo el respeto a las malasmadres que hacen un trabajo infinitamente necesario). Se predica con el ejemplo y creo que ese es el gran problema que tenemos. De qué vale pedir horarios como el resto de Europa si es que nos quedamos más horas de las que deberíamos, si no respetamos las bajas por maternidad y si no luchamos por nuestros derechos pero de verdad, poniéndonos farrucos y no llevando una chapa en la solapa del abrigo.

Lamentablemente estamos en un punto en el que ni los políticos ni los empresarios van a velar por nosotros y nuestras familias, y eso que ellos también tendrán las suyas, por eso tenemos que defendernos siendo una piña, una piña bien organizada.

Así que cuando sean las 20:00 y tu jornada haya terminado a las 19:00 piensa que en tu casa hay un niño esperando que le bañes, que le des de cenar y que estés con él. Recapacita cuando te des cuenta de que esas horas extra no son algo puntual sino cosa de todos los días. Abre los ojos y entiende que te necesitamos, que sin ti no somos nadie y que esta lucha no vale de nada si no estamos todos en la misma página.

Si quieres una jornada reducida pídela porque es tu derecho y elige tú el horario y las horas, no dejes que nadie te imponga nada y una vez que la tengas hazla valer a rajatabla. Nadie te está regalando nada porque esas horas de menos se reflejan en tus nóminas. Haz bien tu trabajo y saca todo el partido al tiempo con tu familia. 

Somos muy bobos y el que no llora no mama así que ahora nos toca llorar mucho, chillar de hecho, porque no hay otra manera. Todo esto parece muy obvio pero cuando veo a mi alrededor me da la sensación de que no lo es porque no veo a nadie llevando la teoría a la práctica y eso duele mucho y fastidia todavía más.

Y cuando leas esto y te des cuenta de que tienes que cambiar no lo hagas por mí, hazlo por tu familia, por su futuro. 

Como ya estoy seca hoy toca seco. Esta es una receta peruana no apta para los haters del cilantro. Está para morirse de rica y puede hacerse con cualquier carne o verduras. El seco vegetariano tambien va.

Receta number ten

  
Ingredientes para 4 personas:

– 2 pechugas de pollo sin piel y sin hueso

– 1 cucharadita de pimentón

– 1 cucharadita de orégano

– aceite de oliva

– 1 cebolla roja finamente picada

– 4 dientes de ajo triturados

– 1 taza de cilantro triturado

– 500 ml de caldo

– 1 taza de guisantes cocidos

– 1/2 kilo de patatas cocidas y sin piel

– arroz largo para acompañar 
Preparación:

1. Sazonar el pollo con sal, pimienta, pimentón y orégano. Reservar.

2. Calentar el aceite en una olla y sofreír la cebolla a fuego medio hasta que esté transparente. 

3. Agregar el ajo y esperar que la mezcla empiece a tomar color. 

4. Añadir la mitad del cilantro y cocer durante un par de minutos.

5. Incorporar el caldo y dejar hervir. Agregar el pollo, tapar, reducir el fuego y dejar cocer lentamente hasta que la carne esté tierna. 

6. Añadir lo que queda de cilantro y los guisantes. Mezclar  bien. 

7. Servir con las patatas y el arroz. 

Anuncios
Categorías:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s